FLOWER POWER LOVES CINEMA

woodstockFlower Power loves cinema

 

Si se escribiera un manual de las buenas maneras de las casas ibicencas, debería incluir un párrafo extenso dedicado a lo justo y necesario que es que cada una de ellas tenga, al menos, tres películas rodadas en los años 60′ y que hagan vibrar al espectador a la velocidad del rayo con todo lo bueno, mágico, y eternamente inspirador que tiene el ‘Peace and Love’.

 

Algunos podrán decir que ‘eh, eso es un tópico’ y ponerse en plan purista, pero eh, estamos en Ibiza y aquí todas las vibraciones de los 60′ son inmortales y si uno camina por ciertos lugares todavía puede sentirlas (y escucharlas) resonar en el ambiente. Así que, sí: sería justo y necesario que en todos los lugares ibicencos donde fuera posible uno pudiera encontrar ciertos títulos que le hicieran suspirar por haber tenido la suerte de haber vivido en la comuna de los Merry Pranksters en California. Con Ken Kesey, Neal Cassidy, Ken Babbs, Carolyn ‘La chica montaña’ Adams, Stewart Brand, Del Close, Paul Foster, George Walker y Sandy Lehman-Haupt…

 

Sí, ellos fueron los primeros hippies y en ellos está el origen de lo que vibra y vibrará para siempre en Ibiza. Sobre ellos escribió Tom Wolfe y a lomos de un autobús se recorrieron los Estados Unidos. Fumaban marihuana, tomaban anfetaminas y LSD y durante su ‘road trip’ convirtieron a muchos a esta nueva no-religión. Grabaron rollos y rollos de película y ellos mismos rodaron la meta película hippie. Poder disfrutar de las escenas que rodaron los Merry Pranksters es una delicia: pura lisergia.

 

Es como si los Merry Pranksters hubieran escrito el guión de todas las películas que estaban por rodarse sobre esta subcultura. En ese alucinante viaje por Estados Unidos a bordo del autobús que conducía Neal Cassidy (si habéis visto la reciente adaptación fílmica de En el camino, de Kerouac, habréis intuido el magnetismo del autor) fueron uniendo los puntos clave. Una de las grandes paradas que hicieron fue en Woodstock, donde además de vivirse unas jornadas que cambiarían el mundo, se grabó un documental musical que es cualquier fan del género disfrutará hasta las lágrimas. Woodstock: 3 Days of Peace & Music (Woodstock: 3 días de paz y música).

 

Conocido coloquialmente como Woodstock, la película narra los hechos ocurridos en el festival que tuvo lugar en agosto de 1969 en Bethel, Nueva York. Entertainment Weekly la considera punto de referencia de películas de conciertos y la cataloga como una de las mejores películas de entretenimento jamás realizadas. La película fue dirigida por Michael Wadleigh y editada por Martin Scorsese y Thelma Schoonmaker y es una de las mejores lecciones de historia de aquella década.

 

Pero en los Merry Pranksters y en Woodstock no empieza y termina todo. Imaginemos otra vez esa filmografía justa y necesaria que reclamamos para las casitas y vilas de Ibiza… ¿Qué títulos almacenaría? Casi todos delatan con palabras clave lo que esconden en su metraje y a la gran mayoría de ellas hay que recurrir en el idioma original: The Acid Eaters, Alice’s Restaurant, The Born Losers, Candy, Chappaqua, Easy Rider, Eggshells, The Fat Spy, The Guru,The Happening, Head, The Love-Ins, The Love Bug, More, The Party, El Profesor Hippie (sí, ¡en español!), Psych-Out, The Trip, Wild in the Streets,  Wonderwall, Yellow Submarine, Hair…

 

Así que, ¿qué te parece si el día después de haberlo dado todo en Flower Power eliges dos y organizas una sesión doble con quien tú más quieras? Un desayuno tardío, la casa en penumbra y toda la energía ‘Peace & Love’ vibrando y resonando… Y que nunca deje de hacerlo.

Related Posts

Leave a Comment